domingo, 9 de enero de 2011

El hablar francés ha posibilitado que me inviten a visitar Google una mañana.

LA INVITACIÓN.
A menos eso es lo que creo, por como se desarrollaron los acontecimientos. El pasado viernes 7, resultó un día de esos especialmente gloriosos, si es que, de alguna forma, no lo fuesen todos los días que disfrutamos de nuestra vida. En la fiesta, organizada el 6, en casa de mi hija con motivo de la Epifanía, los Reyes Magos, donde se invitó a pequeños y mayores, en ese día de fiesta tan español, a tomar el roscón de Reyes con té, chocolate o café y, después, se invitó a los presentes a unas tapas españolas; tortilla, jamón, queso manchego, salmorejo (que fue un acierto) y resultó todo un éxito. Entre los invitados, una compañera de colegio de Hannah, su hermano y su madre Elizabeth, canadienses de Quebec, por lo tanto, de habla materna francesa.
Y hablamos en su idioma durante un buen rato, resultando de esas tardes agradables y algo nostálgicas, en este caso de la cultura francesa, de Europa, de España, de Colombia, pues ella, Elizabeth, es de origen colombiano, y de Portugal. Como se suele decir, de lo divino y lo humano.

Había sido una tarde muy completa y estimulante. Oliva, la amiga mexicana, se ofreció para preparar posoles, un plato mexicano que me encanta, antes de mi vuelta. Eva, catalano-asturiana, me invitó a ir a verle hacer el juramento en el acto de nacionalizarse americana.
Esteban, mi yerno, nos anunció que iríamos el viernes a visitar su empresa y a comer en el restaurante, Cisco Systems, Inc.

EN LA SEDE DE GOOGLE.
Ya terminada la reunión, recibimos una llamada de Elizabeth invitándonos, a Alba la sobrina de Esteban también de vacaciones allí y a mi, a visitar la sede de Google en Mountain View y comer en el restaurante de la empresa, donde todos los alimentos y bebidas son de primera calidad y gratis para los empleados y sus invitados. (Mapa del lugar)
Resultó algo fuera de todo lo esperado, tienen 20 comedores, con todos los tipos de cocinas más famosas; india, china, italiana, española a base de tapas (pinchos) Sushi, vegetariana, tipo americano, etc., etc. Todo con productos orgánicos de primerísima calidad y elaboradas por cocineros excelentes. Y allí nos mezclamos con parte de los 20.000 empleados de la empresa, de todas las nacionalidades, el 50% con un doctorado y entre ellos, sin duda, una buena parte de los más destacados cerebros del mundo de la informática, que han sido buscados y seleccionados para trabajar en Google.
El ambiente que se respiraba nos pareció algo verdaderamente increíble, como un sueño hecho realidad, la gloria en la tierra para los amantes de la informática y la red o Web.
Los edificios del campus -es como le llaman, pues en realidad concentran más conocimientos y títulos en TIC, que ningún otro lugar de la Tierra - son de lo más moderno. Por poner un ejemplo, los servicios están fabricados en acero inoxidable, menos la taza del wc en plástico, que estaba condicionada a la temperatura del cuerpo y disponía de unos mandos para la higiene, con un chorro de agua, de intensidad variable, para limpiarse y otro chorro, para secarse, de aire templado. Y así todo, íbamos de sorpresa en sorpresa; una piscina hidrodinámica para nadar en la corriente sin desplazarse, unas salas de masaje para los empleados o salones de peluquería, salas de juego con "legos", mostradores con frutas cortadas al instante, zumos, refrescos de limón o naranja o cualquier otra fruta imaginable, orgánicos, bicis para desplazarse entre los edificios, que forman una pequeña ciudad, 20.000 empleados son muchas personas. Para entrar por los diferentes lugares, debes tener una tarjeta magnética y/o una identificación e ir acompañado por un empleado de la empresa, como era nuestro caso.
Y todo eso ha tenido su origen en un algoritmo matemático -y después hay quien dice que las matemáticas no dan de comer- para buscar datos e información en Internet. Es decir, todo virtual, instrucciones de programas, nada material, que elaboraron, antes de 1999, - fecha de fundación de Google- dos estudiantes de la cercana Universidad de Stanford, uno de origen ruso, nacido en Moscú y el otro norteamericano; Sergey Mijaylovich Brin y Lawrence Edward "Larry" Page.
Nos parecía increíble el lugar y la cantidad de conocimiento, creatividad, inteligencia, saber, organización y grandeza del campus.

EL ANFITRIÓN Y SU TRABAJO.
Allí conocimos al marido de Elizabet, Charles Le Borgnie, (quien con gran sentido del humor nos explicó que su nombre en español quiere decir "Carlos el Tuerto", lo que había sido origen de más de una broma) nuestro anfitrión, ingeniero dedicado al análisis de los objetivos de la publicidad, lo que hace posible la supervivencia de todo el campus, de la empresa. Su trabajo está centrado de cara al interior, "no se ve" nos dijo, pero es lo que permite y hace posible la existencia del lugar y de todos los empleados, tienen unos 4.400 empleados por todo el mundo, además de los 20.000 de la sede central en el Silicón Valley. Google también ha diseñado un navegador, Crome, y un sistema operativo para teléfonos móviles, Androide, -junto a otras empresas como Motorola, basado en Linux- que está consiguiendo buenas ventas. Y ha anunciado un sistema operativo especialmente diseñado para la Web.

LA FUNCIÓN DE GOOGLE.
Google no produce nada material, ni siquiera conocimientos, procura, libre y gratuitamente, herramientas para acceder al conocimiento y el saber que está en la Web -como Google doc, Traductor o Map- y lo pone en la red para su uso gratis. Un gran ideal que deberían hacer los gobiernos -como hacen con la educación pública- y para facilitar eso, venden publicidad. Cada vez que utilizamos alguna herramienta de Google, sobre todo, el buscador, se registra su efecto en la publicidad y eso se vende, las empresas pagan por ser publicitadas.

EL COMETIDO DE CHARLES.
Charles trabaja en un equipo de unas 9 personas, de los que solo una de ellos, es norteamericana de nacimiento, todos los demás son de diferentes países, más frecuentes los de origen indio u oriental. A él lo buscaron en Canadá y le hicieron una oferta de trabajo, aceptó "como experiencia por un año" y lleva dos años y nueve meses. Está contento con su trabajo, le gusta y se siente reconocido y bien pagado. Comentó que, en un viaje a España, a Barcelona, le gustó mucho la ciudad y lo que vio y buscó en los periódicos información sobre puestos de ingeniero informático, pero el sueldo le pareció ridículo. Así no le extrañaba que muchos españoles bien preparados -que los hay más que nunca- emigraran "voluntariamente" a otros países. Google recibe diariamente miles de solicitudes de trabajo, si te llaman, después de la última entrevista que pasas con un técnico de tu especialidad, te ofrecen todas las divisiones de la empresa para que tu elijas donde quieres comenzar tu trabajo.
Charles es amable, simpático, familiar, sencillo, de una formación e inteligencia fuera de lo común. Habla correctamente el español, además del inglés y el francés, de una cultura amplísima, interesado por muchas cosas y que nos hizo sentirnos con él y, por supuesto, con su mujer -quien nos había invitado- muy a gusto.

UN PROFESIONAL DE LA ÚLTIMA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL.
Es, sin ninguna duda, un claro ejemplo de representante de la nueva generación global; con una formación de nivel internacional, el inglés como lengua de comunicación, dispuesto a trabajar en cualquier lugar de la tierra, pacífico, amante de la naturaleza, en constante formación y centrado en su profesión. Su mayor interés, respecto a su familia, es que sus hijos tengan una vida feliz y la mejor formación posible. Podríamos decir que pertenecen a una nueva "aristocracia"; la del conocimiento, la del saber y la cultura de las nuevas tecnologías. Allí contemplamos en vivo el centro máximo de lo que es la última revolución del conocimiento. Fueron unas horas, para mi, absolutamente extraordinarias.

Estos son sus datos.
- Mil millones de búsquedas al día. El buscador Google, creado en 1998, recibe 1.000 millones de peticiones diarias y tiene una cuota de mercado del 85% mundial, (70% en EE UU). El segundo, Yahoo!, (empresa a la que al inicio le ofrecieron su buscador y ante el rechazo a comprarlo, pues no lo consideraron valioso, se vieron obligados a buscar capital y crear ellos su propia empresa) tiene un 6%. Emplea a 24.400 personas en 60 oficinas de 30 países y recibe 3.000 solicitudes de trabajo al día.
- Seis mil millones de euros de beneficio. Google ingresó 21.502 millones de euros en 2010. El 96%, de la publicidad. Sus beneficios netos, 6.256 millones de euros suponen el 29% más que en 2009.
- Treinta y cinco horas de vídeo cada minuto. Es el contenido que suben los internautas a YouTube, el 60% más que en 2009. Su cuota de mercado es del 82% mundial. Google compró la plataforma por 1.213 millones de euros en 2006.
- Android. Cada día se activan 300.000 móviles con el sistema operativo creado en 2008.
- Coches eléctricos y que conducen solos. Google invierte en energías verdes y presume de minimizar las emisiones. Las placas solares de su sede producen 1,6 megavatios de electricidad y compran 114 megavatios en granjas eólicas de Iowa. En 2008 patentaron un sistema para instalar servidores en barcos en el mar para ahorrar.
- Una investigación y desarrollo continuo, de lo contrario se pierde el liderazgo en este mundo tan competitivo de las nuevas tecnologías. Leer más aquí, en El País.
Sede de Lenoir en Carolina del Norte, donde hay 49.923 servidores, y otras 7 sedes más para que Google funcione bien ver aquí.

CISCO SYSTEMS.
Después de despedirnos, y darle las gracias, Elizabet nos llevó a Cisco Systems, (el nombre deriva de San Fran cisco) donde nos esperaba Esteban. Cisco es, también, una empresa de tamaño parecido a una ciudad, llena de edificios de dos o tres plantas, con jardines y césped entre ellos y que abarcan una extensión análoga a la que conocemos como "polígono" en Badajoz. En esa sede de Cisco trabajan unos 30.000 empleados y por el mundo hay otros 20.000. Se dedican a establecer las redes de Internet y hacer que sean lo más rápidas y eficientes posibles, mediante programas y router, servidores y conectores-distribuidores (switches) que hacen posible el que las redes funcionen. Es una empresa distinta, aunque vive de Internet y no sólo del software, sino que diseña, fabrica y monta la parte física -los aparatos y cables- que forma la red, es decir, también el hardware. Una empresa con más años que la anterior, con fábricas en China, donde se encuentra todas las manufacturas y con personal con toda la gama de edades.

UN CAFÉ EN LA EMPRESA.
La cafetería central, a donde fuimos, era enorme y tan limpia y reluciente que parecía de estreno. Tenían pasteles, bocadillos y frutas (plátanos, manzanas de varias clases y naranjas). La camarera que nos atendió, al oírnos hablar español, rápidamente comenzó a hablar en nuestro idioma (En toda California hay muchísimos hispanos). Esteban nos explicó el origen de la empresa, qué produce y en qué consiste su trabajo. Nos informó que hacía un mes los había visitados el presidente ruso, Dmitri Medvédev, que también estuvo en Googel.
Esteban, después de hacer unas fotos, nos acercó a casa, que está a menos de cinco minutos.

POR ÚLTIMO, PARA FINALIZAR UN DÍA INOLVIDABLE, NO PODÍA FALTAR UN TERREMOTO.
Ya en casa, sentados tranquilamente en el sofá, para que el día fuese completo, y finalizase bien, sentimos claramente un terremoto, que nos hizo salir a la calle, y según El Centro de Información de Terremotos fue de 4.1 grados, corriente por estos lugares, con La Falla de San Andrés al lado.
Como podéis imaginar fue un día pleno, memorable, vivimos unas experiencias magnificas, inolvidables. Como, en la entrada anterior de este blog, afirmaba Federico G. L., sentí nostalgia porque mis seres queridos; mis hijos, Carmen, mis hermanos, mis amigos y amigas, mis compañeras y compañeros de trabajo, no hubiesen podido estar acompañándome y disfrutando juntos de la inolvidable, extraordinaria y emocionante experiencia.
Saludos y abrazos desde Santa Clara. California. Ver el reportaje publicado por El País Semanal el 21/01/2007. Más aquí, en El País. Clave para dibujar el futuro de internet, aquí. Y más. El reto de organizar la información. Enlaces a "El País". Primeros despidos causados por los cambios en el algoritmo de búsqueda de Google.

No hay comentarios: