Mostrando entradas con la etiqueta Badajoz. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Badajoz. Mostrar todas las entradas

domingo, 10 de junio de 2018

La luz de los obreros. Abril de 1902, Primer Congreso Obrero de Extremadura.

Manuel Cañada Porras


Allí empezó todo. La historia del movimiento obrero en Extremadura hunde sus raíces en Torre de Miguel Sesmero, en sus calles estrechas y blanquísimas. “En la cocina de la resistencia, con sus fogones pobres, en la fraternidad del pan escaso, hallé por fin la fundación perdida, la remota ciudad de la ternura”. Pablo Neruda encontró en las primeras huelgas de los trabajadores chilenos la ciudad de la ternura. En Extremadura, el fogonazo originario habremos de buscarlo en el Primer Congreso Obrero, celebrado a finales de abril de 1902 en este pequeño pueblo de la comarca de Olivenza.

La Luz de los Obreros, que es el nombre de la sociedad agrícola de Torre de Miguel Sesmero, será la organización anfitriona de la asamblea, a la que asistirán delegados de veintiún pueblos de la provincia de Badajoz, representando a unos catorce mil asociados. Las sociedades de resistencia son comunidades de socorro mutuo, los enjambres donde se ha refugiado el movimiento obrero aprovechando los estrechos márgenes de la ley. En su corazón y en sus nombres anida un mundo nuevo. La Luz de los Obreros, con su denominación de ecos francmasónicos, alude a “la iluminación necesaria para entender los grandes secretos” (Díaz Ordóñez-Milán Agudo). Hasta aquí, a las tierras de Extremadura, ha llegado el rastro de la utopía, el ansia de la ciudad del sol, el sueño dorado de una sociedad donde no exista la explotación del hombre por el hombre. Zapateros, lavanderas, albañiles, mozas de servir, carpinteros, panaderos pero, sobre todo, campesinos y campesinas se encargan de mantener encendida la promesa de emancipación. En los nombres de las sociedades late con brío el augurio de otro tiempo, aún inédito: La Nueva Aurora (Olivenza), El Despertar del Siglo XX (Almendral), El Alba del Nuevo Día (Alconchel), La Redentora (Valverde de Leganés), La Esperanza (Mérida). Y vibra también el orgullo proletario de quienes habrán de cambiar el mundo de base: los Hijos del Trabajo (Ribera del Fresno), La Hormiga (San Vicente de Alcántara), Fraternidad Obrera (Bienvenida)…

El hambre, la explotación y el caciquismo son el humus del jornalero, la vida cotidiana donde prenderá el movimiento. “Llevan hambre y frío, y como todas las cosas y todos los hombres de Extremadura, los niños llevan también una tristeza profunda y vieja que no se sabe de dónde viene, pero sí de qué viene: es la tristeza de una miseria común, dilatada, desesperada, de siglos y siglos pesando sobre las gentes de muchas generaciones” (César Arconada). El hambre, como nos enseñara Miguel Hernández, es el primer aprendizaje, el gran maestro de la sumisión, el lugar donde el hombre “regresa a la pezuña y retrocede al dominio del colmillo”. Pero será también ahí donde nazca la fraternidad y la rebeldía: compañeros son los que se comen juntos el pan, los que comparten el pan. El campesino extremeño, “el indio de la nación”, aprenderá el arte de la resistencia en la plaza del pueblo y en el barbecho, en la lonja servil de contratación y en la extenuación de las cosechas.

En la Torre nació y se crió Juan Barjola, uno de los grandes pintores del siglo XX. Aquí trazaría sus primeros dibujos, perros hambrientos “disputándoles la tajada de algún burro muerto a los gavilanes” que sobrevolaban en las afueras del pueblo. El poeta José Hierro le rendiría un estremecedor homenaje, en los años ochenta: “Esta cabeza ha visto los niños de la anemia, los cardos, las espinas, los alacranes de septiembre en Torre de Miguel Sesmero, los galeones de la trilla, los vareadores del aceite, los serones del vino, las cabras del erial”.

El caciquismo será el mecanismo que blinde el dominio del latifundio y garantice la opresión de los campesinos, un entramado organizado desde abajo que se encarga de asegurar la alternancia tramposa de los partidos políticos de la Restauración y de someter a las clases trabajadoras. “La oligarquía como sistema, y el caciquismo como instrumento”, en palabras de Manuel Azaña; la “Constitución real del país”, según Tuñón de Lara. El caciquismo funcionará durante décadas como un régimen que degrada la justicia en favor y que se vale de la arbitrariedad para someter a los rebeldes.

En Extremadura encontrará una de sus moradas más consumadas. “Un casinillo donde los ricachos parlan de barraganas y escopetas y se juegan los dineros heredados; un abogadillo, que desde el Juzgado Municipal, administra justicia conforme a sus pasioncejas y ruindades”: Francisco Valdés describe el caciquismo como “un fango social” que conlleva emigración, infanticidios y hambre. Y Felipe Trigo, completa el devastador retrato: alcaldes ladrones de los pósitos, curas y jueces corruptos, y, por encima, el “facedor de diputados, senadores y gobernadores”, la siniestra sombra de un murciélago brutal, el Jarrapellejos de turno.

Conspirar es respirar juntos
¡Pan! ¡Pan! ¡Abajo los ricos miserables! ¡Abajo las limosnas! ¡Que nos entreguen el pósito!
Jarrapellejos, Felipe Trigo

Los grandes movimientos populares no surgen nunca por generación espontánea. Son siempre el resultado de una sementera tenaz, de la hibridación de experiencias de lucha, de la reflexión y de la praxis colectiva. Como recuerda Isidoro Bohoyo, el movimiento obrero extremeño de principios del siglo XX “es el legítimo heredero de aquel que alcanzó la plenitud durante el sexenio revolucionario”. La Revolución de 1868 arraigó profundamente en las clases populares y plantó las bases que cuajarían treinta años más tarde. El proletariado militante, fundamentalmente de orientación anarquista, se extenderá por bastantes localidades en las siguientes décadas. En su informe de 1876, Anselmo Lorenzo da cuenta de 10 federaciones locales adscritas a la “federación comarcal de Extremadura”, entre ellas las de Badajoz, Fuente del Maestre, Trujillo, Aceuchal, Villalba de los Barros o Plasencia.

Las luchas en defensa de las dehesas comunales, las ocupaciones de fincas o la reorganización de sociedades obreras son expresiones del dinamismo que caracteriza al incipiente movimiento obrero. Y, al tiempo, la conflictividad social latente se manifiesta también de otros modos. “La primera arma que descubren los jornaleros para vengarse de los amos es el incendio”, nos recuerda Víctor Chamorro. Y el motín -a consecuencia del encarecimiento de los productos básicos- será la otra gran herramienta que se utilizará en este período, con especial intensidad durante 1898. En la primavera de este año se producirán incidentes en muchas localidades (apedreamiento de autoridades y de acaparadores, ruptura de registros, arrojamiento de las básculas al río Guadiana…). Como consecuencia, el 7 de mayo es declarado el estado de guerra en toda la provincia, prohibiéndose las reuniones y manifestaciones.

Tras esa fase insurreccional las organizaciones campesinas se fortalecen. Las sociedades de apoyo mutuo van mutando en sindicatos y se pasa del motín a la huelga como instrumento fundamental. Aunque, como subraya Martin Baumeister en “Campesinos sin tierra”, no se produce un desarrollo lineal desde la protesta callejera a la huelga. Los tres tipos de conflictos más presentes en los años de la crisis de fin de siglo –la protesta de consumos, las batallas contra la privatización de los antiguos derechos de aprovechamiento comunal y el rebusco masivo como autoayuda en tiempos de necesidad- se solapan con las formas más modernas de lucha, como la huelga. Lo viejo y lo nuevo se combinarán en el primer tercio del siglo XX. El avance de las ideas republicanas, socialistas y anarquistas contribuirá en gran medida a esa renovación del repertorio de lucha. La irrupción de La Germinal, la extensión del Primero de Mayo a un buen número de poblaciones extremeñas y el Congreso Obrero serán las mejores muestras del proceso de maduración que vivirá el movimiento obrero.

El Primero de Mayo y La Germinal de Badajoz
Nada de lo que tuvo lugar alguna vez debe darse por perdido para la historia.
Walter Benjamin

En 1898 el Centro Obrero de Badajoz acoge la que quizás sea la primera celebración organizada del 1º de Mayo en Extremadura. Y en 1901, convocada por La Germinal, tendrá lugar la primera manifestación conmemorativa del día internacional de los trabajadores, en la que participan más de mil personas. Pero será al año siguiente cuando se generalice el acontecimiento y se extienda a poblaciones como Alconchel, Montijo o Puebla de la Calzada. “En todas aparecen las mismas peticiones: Paz universal, ocho horas de trabajo, ocho de instrucción y ocho de descanso”, señala Fermín Rey. En 1905 comenzará a festejarse en Cáceres.

La Germinal nacerá en 1899, arraigada en la experiencia acumulada del Centro Obrero de Badajoz. La nueva sociedad, como indica el historiador Luis Miguel García, inaugura “la etapa que representa la ruptura con la protesta espontánea y con el movimiento obrero débil y esporádico de épocas anteriores”, constituye un salto extraordinario en la fortaleza y combatividad de la clase obrera extremeña.

Con el nacimiento de La Germinal termina la prehistoria del movimiento obrero en la región y comienza una fase de ofensiva del mismo. La propia elección del nombre elegido, que alude al calendario revolucionario francés y al título de la novela de Zola, “denota una perfecta imbricación de los componentes de la sociedad en la realidad societaria y cultural de la época”.

La sociedad obrera pacense ha marcado claramente su línea de independencia respecto de los partidos políticos, manteniendo una orientación difusa que podía moverse entre el republicanismo y el anarquismo: “Las sociedades obreras han de estar compuestas de obreros que militan en diferentes partidos y en ellas no puede hablarse en nombre de un ideal particular, sino en el del que une a todos los asociados: la mejora de la clase proletaria”. Sin embargo, La Germinal está en contacto con las asociaciones anarquistas del país y del extranjero. La propia documentación del Ministerio de la Gobernación en 1903 da cuenta tanto del vigor de la sociedad como de su filiación ideológica: “la organización anarquista en Badajoz alcanzó alarmante preponderancia hace dos años, al extremo de ser donde la crisis agraria se manifestó con mayor intensidad, provocando sucesos luctuosos”.

La Germinal, junto a una intensa labor reivindicativa, va a desarrollar una extraordinaria actividad cultural. La creación de una escuela laica o la organización de eventos con intelectuales de primer orden, como Belén Sárraga, son sólo dos signos de “la búsqueda de una identidad, basada en la emancipación del obrero a través de la educación”.

Las huelgas de 1901-1902 y el Congreso Obrero: organizar las soledades
“Nuestras clases dominantes han procurado siempre que los trabajadores no tengan historia, no tengan doctrina, no tengan héroes y mártires. Cada lucha debe empezar de nuevo, separada de las luchas anteriores: la experiencia colectiva se pierde, las lecciones se olvidan”
Rodolfo Walsh

En la primavera de 1901, aprovechando el comienzo de la cosecha del cereal, la Germinal anuncia una huelga general de obreros agrícolas, ganaderos y mozas de servir, si no se atienden sus reivindicaciones. Las demandas son muy sencillas y concretas: trabajar “sólo” de sol a sol, en lugar de luz a luz, durante las épocas de sementera y recolección; poder descansar lo suficiente durante la jornada, garantizando cinco paradas al tabaco, que en todos los trabajos se fuma…; que los patronos no puedan imponer el destajo; que las cargas de los sacos no sean descomunales y que todo bracero sepa “lo que va ganando al salir de la población”. Reivindicaciones cristalinas, elementales, que ya lo dijera Kropotkin, “el pueblo nunca ha pedido tener la luna dentro de un cubo de agua”.

El 21 de mayo se hace público el comunicado y días después comienza la huelga. Los obreros demuestran una disciplina que sorprende a los patronos y al gobierno, organizando piquetes y extendiendo la protesta a los pueblos. A la semana el gobernador civil prohíbe los piquetes y la participación de las mujeres en las asambleas de la Germinal, para evitar la expansión del conflicto. Pero ya es tarde. Los jornaleros han logrado que muchos patronos acepten ya las condiciones. El propio gobernador civil, en Badajoz, y el comandante de la Guardia Civil, en la Torre, intervienen como mediadores. La huelga ha sido un completo éxito en seis pueblos. Por primera vez los braceros han comprobado su poder para negociar colectivamente las condiciones de trabajo, rebasando incluso el marco local.

Al año siguiente, en abril se convoca el Primer Congreso Obrero, para hacer frente a “la situación por la que atraviesan los que viven sólo del esfuerzo de sus brazos”. La conciencia obrera se propaga por las tierras extremeñas. “Una epidemia de naturaleza poco conocida había empezado a extenderse lentamente por los campos del sur, hasta que a principios de abril dio la cara en Torre de Miguel Sesmero. Lo hizo en forma de un congreso agrícola que reunió a representantes de veintiún pueblos de la provincia” (Justo Vila, en Siempre algún día). Allí se aquilatan las reivindicaciones y se prepara la nueva ofensiva, pero ahora el poder económico y político ha fortificado sus posiciones. La Germinal sobrevalora su capacidad para imponerse: los patronos traen esquiroles de Portugal, el gobierno reprime implacablemente los piquetes y detiene a jornaleros en Badajoz, Montijo, Torre de Miguel Sesmero -e incluso a doce albañiles de Los Santos de Maimona. El 1 de junio se libra una batalla campal, los guardias detienen a 130 huelguistas, hieren de gravedad a varios de ellos y matan a Julio Ardila, jornalero de Badajoz. La Germinal y la Unión Femenil, ligada a ella, son clausuradas y sus dirigentes encarcelados. Esa misma tarde se declara el estado de guerra en Badajoz. La huelga ha sido ahogada en sangre y cárcel. Pero no se detienen los procesos sociales ni con la fuerza ni con el crimen…

Encender en el pasado la chispa de la esperanza
¡Qué habría sido de nosotros sin las revoluciones pasadas, sin los que dejaron sus vidas en la lucha! Las revoluciones, ganadas o perdidas, ponen freno a este correr caótico y sin futuro que es el capitalismo!
Isabel Alba Rico

Los jornaleros no dejan de luchar. Entre 1903 y 1915 se producen seis nuevas huelgas de obreros agrícolas. Y entre 1918 y 1920 otra oleada hace temblar el campo extremeño. Para esa última fecha ya son 184 las sociedades obreras existentes en la región y agrupan a 33.000 trabajadores.

El caciquismo sigue haciendo estragos, comprando votos y produciendo sufrimiento. “La extinción del caciquismo ha de ser el primer rayo de la alborada que ilumine la campiña extremeña y dé luz al cerebro ignaro del proletario”, escribe por entonces Ramón Tristancho, el carpintero-periodista de la Torre. Y, a pesar de todo, el caciquismo morderá el polvo. En 1915, es elegido como alcalde torreño Manuel Boza, uno de los impulsores de la Luz de los Obreros. Y en 1931, vuelve la República y con ella, cuando todos lo creían enterrado, retorna el sueño de la Reforma Agraria. El 25 de marzo de 1936, tras siglos de rumia, germina en Extremadura una pacífica revolución campesina. El pan no ha muerto, gritan jubilosos los yunteros.

Pero vuelven otra vez los amos a ahogar la dignidad en sangre. Fue, cómo no, en la plaza de toros de Badajoz, donde había brotado la esperanza jornalera. Barjola pintó el crimen, “la cabeza estoqueada en la plaza de toros, en la plaza mayor, plaza de pana, de pan, tomate, navaja, agonía y esparto” (José Hierro). Y Gamoneda le puso nombre a la ciénaga mortal: “Ah, país del dolor, Extremadura”.

Después regresó el feudalismo, el señorito Iván, el abuso hecho paisaje. Comed república, le chillaron a nuestros padres, mientras apretaban el dogal. O largaros de esta tierra, les espetaron. 800.000 extremeños emigraron en poco más de veinte años. Juan Barjola fue uno de ellos. “Él se tuvo que ir de la Torre. En Madrid la mujer tenía su buchetita y con el dinero de la bucheta compraba los marcos y los cuadros y luego los vendía”, contaba la hermana. Décadas después se abriría el Museo Barjola… en Gijón.

El primero de mayo de 1981, unas semanas antes de irme a la mili, fui a Torre de Miguel Sesmero. Estaba en las Juventudes Comunistas y José María Coronas me planteó que participara en los actos del pueblo. En la manifestación, calle por calle, se implicó prácticamente todo el pueblo. En las abuelas enlutadas con el puño en alto vibraba todavía el eco de las luchas de principios de siglo. La manifestación terminó justamente en el Centro Obrero, en el mismo lugar donde se celebrara el primer Congreso Obrero de Extremadura.

Han pasado muchos años desde entonces, ya casi nadie se acuerda de aquello. Paseas los pueblos de Extremadura y en sus callejeros no hay rastro de Julio Ardila ni de La Germinal ni del Congreso Obrero de la Torre. Los muertos no estarán a salvo del enemigo si este vence, escribió Walter Benjamin. Y el enemigo no ha dejado de vencer. Avenida Antonio Masa, calle General Mola, parque de La Legión… No, el enemigo no ha dejado de organizar la historia, el olvido y el silencio. La historia como propiedad privada de los dueños de todas las otras cosas.

Y sin embargo, en estas huellas campesinas se sigue leyendo el futuro. Contra los caciques de hoy, contra los amos de hoy, contra la opresión de hoy. Por el derecho a vivir dignamente. Contra la nueva emigración, contra la precariedad y la represión. El desafío a los poderosos continúa. La ciudad del sol nos espera.

domingo, 14 de mayo de 2017

_--Castelao

Resultado de imagen de dibujos de Castelao _--Castelao ―escritor, artista y "padre de la patria" gallega― fue deportado (desterrado) a Badajoz en noviembre de 1934 por órdenes de Lerroux y allí estuvo hasta septiembre de 1935. Durante su estancia escribió una serie de artículos titulada “Verbas de chumbo” (“Palabras de plomo”). No fue grato su paso por Badajoz ni dejó buena impresión Extremadura en su ánimo:
Estou na Siberia hespañola e n'unha vella cibdade amurallada que parece de cartón. Todo eiquí é pura escenografia e puro finximento. Queren ser andaluces e nótaselle que non-o son. Queren cantar flamengo e parecen de Lalín. Moito porco, algúns ricos, moitedume de famentos... Eu estou eiquí; pero non estou. (Carta de Castelao a Xoaquin Lorenzo, 14-XII-1934)

Hoy en Santiago de Compostela, en la iglesia de Santo Domingo de Bonaval, en el Panteón de Gallegos Ilustres, he visitado su tumba. Había una corona reciente.

José María Lama

martes, 3 de noviembre de 2015

El activista Tom Kucharz advierte que Extremadura será "una de las grandes perjudicadas" por el TTIP

También alerta de que el TTIP rebajará los estándares laborales a nivel de China

Kucharz, investigador y miembro de Ecologistas en Acción, impartió una charla-coloquio en la Asamblea de Extremadura acompañado de la diputada de Podemos Irene de Miguel

Advierte que el tratado que negocian EEUU y la Unión Europea puede tener consecuencias sobre la democracia y el derecho a regular por parte de las administraciones públicas, tanto a nivel municipal y provincial, pero también de las comunidades autónomas

El investigador Tom Kucharz ha advertido en Mérida que el Tratado de Libre Comercio que se negocia entre Estados Unidos y Europa rebajará los estándares labores "a los niveles más bajos" de USA, de forma que "en algunos años será igual de barato que producir en China".

Kucharz ha participó en la Asamblea de Extremadura en una charla-coloquio sobre el TTIP, acompañado por la diputada de Podemos Irene de Miguel, quien acaba de participar en el Parlamento Europeo en un encuentro formativo destinado a parlamentarios de toda Europa sobre el Tratado de Libre Comercio e Inversiones, que se negocia desde 2003 entre EEUU y la UE.

Según este investigador ligado a Ecologistas en Acción, el TTIP "puede tener unos impactos muy importantes sobre la democracia y el derecho a regular por parte de las administraciones públicas, tanto a nivel municipal y provincial, pero también de las comunidades autónomas". De hecho alerta de que “Extremadura será una de las grandes perjudicadas por el TTIP”.

En ese sentido, ha alertado de que ese ataque a la autonomía municipal o autonómica "se va a intentar hacer a través de un ataque al sector de los servicios públicos, al tema de la compra y licitación pública, pero también a través de una cosa que se llama la cooperación reguladora, donde quieren armonizar a la baja las regulaciones y los estándares medioambientales, sociales, laborales, tanto en Estados Unidos como en la Unión Europea".

Según Tom Kucharz, el tratado plantea "una eliminación o un cambio de entre un 25 y 50 por ciento de toda la regulación existente" en EEUU y la UE, "y eso puede afectar a todo tipo de derechos sociales y regulaciones medioambientales", que "pueden quedar borrados".

¿Bienestar social y crecimiento económico?

El también periodista ha criticado que "se venda" que el TTIP vaya a generar "bienestar social y crecimiento económico", cuando en realidad algunos estudios económicos plantean que se podían perder en los primeros diez años, tras la entrada en vigor del tratado, 600.000 empleos en la Unión Europea y un millón en Estados Unidos. A su juicio, "el corazón de estas negociaciones es bajar los salarios en todos los sectores económicos", de tal forma que en algunos casos los trabajadores podrían perder entre 5.000 y 6.000 euros de salario anual.

"El tema de bajada de salarios y derechos laborales es un peligro enorme y tenemos que tener una denuncia muy fuerte en relación a lo que son los servicios públicos", ha dicho Kucharz, para quien éstos "están en la mira de estas negociaciones" y podrían afectar a algunos que todavía en Europa no se han visto afectados por liberalizaciones o privatizaciones como la educación, la sanidad, el agua o los servicios sociales.

El investigador social se ha felicitado de que la oposición al TTIP "crezca cada día" y, en ese sentido, ha recordado que en Berlín se han manifestado contra él 250.000 personas en Berlín y que a principios de octubre se entregaron 3,2 millones de firmas de ciudadanos la Comisión Europea.

Agenda en Extremadura
La primera de las citas del actvista fue el jueves, 29 de octubre, en el Ateneo de Cáceres. Allí dio su visión de las implicaciones que puede tener el tratado sobre las economías de los estados europeos y sus gentes. También incidió sobre los “claoscuros” que se atisban en un tratado que ha sido negociado “con el más absoluto de los secretos”.

En Mérida, además de participar en el Parlamento regional, estuvo en la asamblea de la ‘Plataforma emeritense No al TTIP’. Por último se trasladó a Badajoz, donde habló sobre el TTIP dentro del ‘Otoño Ecologista’ que organiza Ecologistas en Acción en "La Nave" (Av. Miguel de Fabra, 3).

martes, 12 de agosto de 2014

A ambos lados de La Raya. De la ciudad portuguesa de Évora al teatro romano de Medellín, cinco deliciosas escapadas que pueden partir de Badajoz

Cerca de Badajoz, tanto de un lado como de otro de la frontera luso-española, queda mucho territorio por descubrir. Existen campos y pueblos poco explotados turísticamente que se mantienen encantadores. Plazas donde los paisanos son más frecuentes que los turistas, paisajes donde la huella del hombre es apenas perceptible y ciudades que se mueven a impulsos ciudadanos y no económicos. Cinco propuestas para vivir el lado más auténtico de este rincón del oeste peninsular partiendo desde Badajoz. Más aquí. Fuente: El País de viajes.

lunes, 20 de enero de 2014

El amor. Ese será el verdadero final de la crisis que vivimos, la derrota del monstruoso pulpo que nos ahoga

Es triste reconocerlo, pero la infidelidad de Hollande me ha inspirado, más que asombro o indignación, una profunda envidia. Si no fuera española, me lo habría tomado de otra manera. La depresión de Trierweiler, el sex-appeal de Gayet, el vodevil del apartamento reservado para los desahogos de los presidentes de la República, las intervenciones cruzadas en una célebre rueda de prensa, son suficientes para provocar una intensa discusión sobre lo público y lo privado, pero, por desgracia, yo no me la puedo permitir.

El bulevar de Gamonal, las declaraciones del secretario de Estado de Seguridad, el vocabulario de Ana Botella, la imputación de Cristina de Borbón, la carta del fiscal Horrach, la crisis del PSC, el encuentro de Mas con un dirigente de la Liga Norte, el baile de los indultos, las estrategias de los condenados por corrupción para eludir el ingreso en prisión, la trayectoria de Blesa, la actuación de los antidisturbios contra los bomberos de Madrid... Y todo esto sin tirar de hemeroteca, en los 20 días escasos que llevamos de 2014 y saltándome la ley del aborto de Gallardón para no repetirme en exceso.

¿Quién puede opinar sobre el amor cuando le ha tocado vivir en una época, en un país como este? Sería interesante, sería refrescante, novedoso, hasta agradable, pero no cabe en una España tan negra como si Goya la hubiera pintado en la cima de su desesperación. Se me ocurre que ese será el verdadero final de la crisis que vivimos, la derrota del monstruoso pulpo que nos ahoga con todos y cada uno de sus incontables tentáculos. Algún día podremos volver a hablar del amor, del adulterio, de las mujeres abandonadas, de las amantes resplandecientes. Algún día, podremos volver a ser frívolos e, incluso, a hacer chistes de gusto dudoso. La medida de nuestra pobreza es que hayamos podido llegar a echarlos de menos.
Fuente: Almudena Grandes, El País. Dibujo Fuente: http://urbansketchers-portugal-norte.blogspot.com.es/

lunes, 7 de octubre de 2013

El pasado 20 de septiembre se celebró en Badajoz el 150 aniversario de la llegada del primer ferrocarril. Llegó procedente de Elvas, se realizaba así el enlace Lisboa-Badajoz. Aún no habían completado la línea Madrid-Badajoz.

Un enlace a un blog con fotos del acto conmemorativo en el que un tren procedente de Elvas realizó el viaje hasta Badajoz, hay que recordar que la línea Elvas-Badajoz está cerrada para viajeros, paradoja de los tiempos, celebramos un recorrido que actualmente ha desaparecido, ¿Hasta cuando?. Aquí.

sábado, 31 de diciembre de 2011

Keynes tenía razón

"El boom, no la depresión, es el momento adecuado para la austeridad en el Tesoro." Entonces, en 1937 cuando lo declaró John Maynard Keynes, era así como Franklin Delano Roosevelt estaba a punto de darle la razón al tratar de equilibrar el presupuesto demasiado pronto, él llevaba a la economía de Estados Unidos - que se había ido recuperando hasta ese momento - a una grave recesión. Recortar el gasto del gobierno en una economía deprimida deprime aún más la economía, la austeridad debe esperar hasta que una fuerte recuperación esté en marcha.
Por desgracia, a finales de 2010 y principios de 2011, los políticos y los encargados de formular políticas en gran parte del mundo occidental creían que ellos sabían más, que hay que centrarse en el déficit, no en los empleos, a pesar de que nuestras economías apenas había empezado a recuperarse de la crisis que siguió a la crisis financiera. Y al actuar con esa creencia anti-keynesiana, se terminó demostrando que Keynes tenía de nuevo razón.
Al proclamar la economía keynesiana reivindico que estoy, por supuesto, en desacuerdo con el conocimiento y "sabiduría" convencional. En Washington, en particular, el fracaso del paquete de estímulo de Obama para producir un auge del empleo es generalmente visto como si hubiese demostrado que el gasto público no puede crear puestos de trabajo. Pero aquellos de nosotros que hicimos los cálculos, desde el principio, sobre que la Ley de Recuperación y Reinversión de 2009 (más de un tercio de los cuales, por cierto, tomó la forma relativamente ineficaz de los recortes de impuestos) era demasiado pequeña, dada la profundidad de la crisis. Y también se predijo la reacción política resultante.
Así que la prueba real sobre la veracidad de la economía keynesiana no ha venido de los esfuerzos a medias del gobierno federal de los EE.UU. para impulsar la economía, que se anularon, en gran parte, por los recortes en los niveles estatal y local. Estas, en cambio, provienen de países europeos como Grecia e Irlanda, que tuvieron que imponer austeridad fiscal salvaje como condición para recibir préstamos de emergencia - y que han sufrido a nivel de la Gran Depresión, depresiones económicas, con una caída del PIB real en ambos países por los dos dígitos.
Esto no tenía que suceder, de acuerdo con la ideología que domina gran parte de nuestro discurso político. En marzo de 2011, el personal republicano de la Comisión Económica Conjunta del Congreso publicó un informe titulado "gastar menos, pagar menos, hacer crecer la economía." Es ridícula la proposición de que la reducción del gasto en una depresión no podría empeorarla, argumentando que los recortes de gastos mejorarían el consumo y la confianza de las empresas, y que esto podría conducir a un más rápido, no lento como ocurre, crecimiento.
Que se debería haber conocido mejor, incluso en el momento: los ejemplos históricos de supuesta "austeridad expansionista" que se utiliza para fundamentar su caso ya habían sido completamente desacreditados. Y también estaba el hecho vergonzoso de que muchos, en la derecha, había declarado antes de tiempo a Irlanda un historico ejemplo de éxito, pretendiendo demostrar con ello, las virtudes de los recortes de gastos, a mediados de 2010, sólo para ver la caída profunda de Irlanda y contemplar como la confianza que los inversores podía haber sentido se evaporaba.
Sorprendentemente, por cierto, sucedió de nuevo este año. No hubo proclamas generalizada de que Irlanda había doblado la esquina, lo que demuestra que las obras de austeridad - y luego los datos numéricos que vinieron,-  eran tan depresivos como antes.
Sin embargo, la insistencia en la reducción del gasto inmediato siguió dominando el panorama político, con efectos malignos sobre la economía de los EE.UU. Es cierto que no hubo grandes medidas nuevas de austeridad a nivel federal, pero había un montón de "pasiva" austeridad, como el estímulo de Obama se desvaneció y con problemas de liquidez en el estado y los gobiernos locales continuaron cortando gastos.
Ahora, se podría argumentar que Grecia e Irlanda no tuvieron otra opción que la de imponer la austeridad, o, en todo caso, no hay otras opciones que el impago de sus deudas y salir del euro. Pero otra lección de 2011 fue que Estados Unidos tenía y tiene otra opción, Washington puede estar obsesionado con el déficit, pero los mercados financieros son, en todo caso, lo que indican que debemos pedir más dinero prestado.
Una vez más, esto no debería ocurrir. Entramos en 2011 en medio de advertencias sobre una crisis de deuda al estilo griego que iba a suceder tan pronto como la Reserva Federal dejasen de comprar bonos, o las agencias de calificación terminasen con nuestra triple A como estado, o el super commité no logrrase llegar a un acuerdo, o algo así. Sin embargo, la Fed puso fin a su programa de compra de bonos en junio, a los Estados Unidos Standard & Poor le rebajó en agosto la calificación, el super commité estaba estancados en noviembre, y los costos de los préstamos EE.UU. seguía cayendo. De hecho, en este punto, protegidos contra la inflación, los bonos de EE.UU. pagan interés negativo: y los inversores están dispuestos a pagar a los Estados Unidos para mantener su dinero.
La conclusión es que 2011 fue un año en el que nuestra clase política sigue obsesionada con el déficit a corto plazo, que no es realmente un problema y, ese proceso, ha hecho que el problema real sea en aún peor- una economía deprimida y  desempleo masivo -.
La buena noticia, ante tal situación, es que el presidente Obama, finalmente ha vuelto a la lucha contra la opinión que llama a la austeridad - y parece estar ganando la batalla política. Y uno de estos años, en realidad podría terminar tomando el consejo de Keynes, que es tan válido hoy como lo fue hace 75 años. Por PAUL KRUGMAN. NYT, 30-12-2011. (Fotos del autor, patinando en Central Square, SFCO. Navidad. Cohetes y fuegos de fin de año en la Bahía de SFCO.)

sábado, 9 de julio de 2011

Vinilo Sánchez Band y los Sais en la Terraza de verano del Teatro López de Ayala. Cosas de Badajoz.

Anoche, unos cuantos amigos estuvimos disfrutando de la música de Vinilo Sánchez Band y los Sais. Fueron tres horas ininterrumpidas de buena música y mucho fresquito. Sí, las noches de la terraza son bastante fresquitas y anoche más que fresquito hacía frío, las chaquetas y rebecas se quedaban cortas, aunque el ambiente fue muy cálido.
La música de los Vinilo consiguió calentar el ambiente, y tras el empujón de tres espontáneos que junto al escenario se marcaron unos steps dance, un grupo nutrido de espectadoras se lanzaron a hacerles el quite animando el espectáculo e impulsando también a los músicos que mejoraron sustanciosamente el swing de sus canciones.
Las canciones sonaban rozando la perfección, una delicia para los aficionados que llenábamos la terraza. Para haber sido perfecto, si es que existe la perfección, según mi modesta opinión, faltó algo de más control en la mesa de mezclas, ya que se hubiese agradecido más compensación de volumen en los coros de algunas estrofas y sobre todo en esos riff que la guitarra solista suele recrear en canciones emblemáticas.
El concierto fue una selección de la mejor música pop española de los últimos 40 años en el que se ofrece un "remake" del programa televisivo "Los mejores años de tu vida", pero en vivo, de verdad, con las guitarras, batería, teclados, voces y en definitiva, con los instrumentos y herramientas necesarias para realizar la música que hizo vibrar y divertirnos en esa época.
Vinilo y los Sais quieren llegar al corazón del público para vivir la emoción del recuerdo, y el disfrute de una música que por su calidad y aceptación universal, (se sigue oyendo lo mismo en Cuba que en Argentina o Francia,...) no pasará de moda. Los Brincos, Los Secretos, Nacha Pop, Los Bravos, Revolver o Toni Ronald, "Cuéntame", "La chica de ayer", o "Malos tiempos para la lírica", que siguen siendo tan actuales, entre otros muchos, llenaron esa noche de magia.
El precio de la entrada único, 10 euros.
El guitarrista y amigo Gonzalo Gallardo, nos deleitó interpretando con su guitarra enchufada a un amplificador réplica -vintage- totalmente a válvulas -lámparas- del mítico Marshall JTM 45 (Jimi Hendrix) realizado y rediseñado artesanalmente y a mano y con ciertas modificaciones técnicas personales que han mejorado con creces al modelo original. En honor y cariño al amplificador, que tan buenos momentos le depara, y al realizador del mismo, Gonzalo lo ha nombrado "Peña Radio 50". Dada la crisis que nos asola, nos pidieron que montáramos una fábrica de amplificadores a válvulas, con el convencimiento de que sería un éxito, por su sonido tan especial y su fiabilidad. Cosas de los enamorados de la música, solo el que ama tanto a la música comprenderá este cariño por un amplificador mítico, que te devuelve, al funcionar, tanta alegría, pues recupera un sonido que creíamos ya perdido.
Los más pequeños no dejaron de bailar y jugar toda la noche y al cierre con los Sais, un pequeño espontáneo acompañó al vocalista haciendo las delicias de los espectadores. Adjunto una foto del momento.
Mi felicitaciones a los dos grupos, se divirtieron y nos hicieron pasar una velada inolvidable. Cosas de Badajoz.

domingo, 24 de enero de 2010

La columna de los 8.000

Curiosamente estos hechos, que después de la matanza de Badajoz, pueden ser el suceso represivo más importante de toda la Guerra Civil en Extremadura, no aparecen en los libros de historia. Por diversas razones, este importante y significativo acontecimiento ha sido silenciado durante todos estos años y no ha sido conocido nunca por el público en general. Sólo a partir del año 2000 comienzan a darse a conocer en dos o tres pequeños artículos escritos en revistas locales, y en un pequeño apartado del libro de Francisco Espinosa "La Columna de la Muerte". Pero todavía al día de hoy hay muchas familias extremeñas que siguen sin saber que pasó con sus abuelos y donde están enterrados.

A mediados de septiembre de 1936 toda la parte oeste de la provincia de Badajoz estaba ya tomada por las llamadas tropas nacionales, salvo la pequeña bolsa republicana que formaban las comarcas de Jerez de la Frontera y Fregenal de la Sierra. En estos lugares se habían concentrado miles de personas significadas con partidos y organizaciones de izquierda de una gran cantidad de pueblos de la provincia de Badajoz. Habían huido de una muerte segura a medida que las tropas de Franco iban avanzando. Pero sabían que en breve esa zona también sería conquistada, así que organizaron una huida a través de 100 km. de caminos por territorio enemigo hacia el enclave republicano de Azuaga. Una gran parte de la columna estaba compuesta por familias, con mujeres, niños y viejos, que llevaban en bestias de carga los pocos enseres a los que no habían querido renunciar. Cuando estaban ya cerca de la libertad, la columna fue atacada en un paraje cercano a Reina y Fuente del Arco, muriendo unas 80 personas. Como consecuencia del ataque unos lograron pasar, otros se volvieron hacia atrás, siendo eliminados muchos de ellos al llegar a sus pueblos; y unas 2000 personas fueron hechas prisioneras y trasladadas a Llerena. Un mes más tarde, la mayor parte de estos 2000 prisioneros habían sido fusilados. Estos sucesos tuvieron repercusión en los diversos medios de la época. Fueron portada del diario Hoy y aparecieron en un artículo del ABC (edición de Sevilla). También fueron mencionados en un artículo del poeta Miguel Hernández y en el programa radiofónico de Queipo de Llano en Radio Sevilla.

sábado, 25 de julio de 2009

Viaje a París. El aeropuerto de Badajoz inicia hoy sus vuelos directos a la capital francesa

Aunque es tiempo de verano, de sombrillas en la playa y de baños al sol. Badajoz ha inaugurado VUELOS directos a París desde su aeropuerto para el resto del verano. El aeropuerto pacense estrena hoy su primer destino internacional, la Ciudad de la Luz, que estará conectada con Extremadura hasta el 5 de septiembre.


¿Se realizarán alguna vez a San Francisco?. Lo digo porque, hasta ahora, no hay vuelo directo a esa ciudad desde España y el aeropuerto de Badajoz tiene una pista adecuada para esos vuelos. ¿Recordáis aquel vuelo del Concorde a París?