Mostrando entradas con la etiqueta Panis Angelicus. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Panis Angelicus. Mostrar todas las entradas

martes, 21 de febrero de 2017

¿Gestación subrogada? ¿Vientres de alquiler? & neoliberalismo. Explotación reproductiva


TribunaFeminista



Cada vez se esta oyendo más los conceptos de vientres de alquiler, gestación subrogada. La autora, con brillantez pedagógica, nos aclara lo que es está detrás de estos términos y de esta práctica cada vez más interesada en ser normalizada y regularizada: un pensamiento y práctica neoliberal de la vida.

El tema parece estar en boca de todo el mundo. Los medios sociales se llenan de artículos de opinión. Los principales partidos empiezan, con mayor o menor timidez, a mojarse ahora que no les queda otra. ¿Regulación, sí o no?.

Gestación subrogada, vientres de alquiler
Quienes están a favor lo llaman gestación subrogada, que suena más agradable, aunque al fin y al cabo alude al hecho de que se trata de un negocio jurídico y no de una técnica de reproducción asistida, como aseguran con vehemencia. Quienes están en contra muchas veces se refieren a ello como vientres de alquiler.

Como feminista me duele este término, vientre de alquiler, porque además de ser peyorativo hacia las mujeres gestantes y de obviar el hecho de que el objeto de transacción no es ni más ni menos que un bebé, resulta del todo impreciso.

No se alquilan vientres, sino mujeres enteras: sus cuerpos, sus sentimientos, sus experiencias, su tiempo. Sí, seamos claras. Las mujeres se convierten en posesiones de las personas contratantes (y de las empresas intermediarias, si se da el caso), quienes tienen derechos de propiedad sobre ellas a lo largo de todo el embarazo. Esta lucrativa rama de la industria de la tecnología reproductiva es, digámoslo de una vez, violencia contra las mujeres. Por eso me niego a llamarlo otra cosa que explotación reproductiva.

Manipulación de la realidad
Mediante una vergonzosa manipulación de la realidad, las personas que abanderan la causa de la regulación no ofrecen argumentos racionales sino que elaboran toda una mística de las emociones —su maravillosa gestante a la que siempre querrán, su precioso bebé, su sueño de formar una familia— aludiendo, por si fuera poco, a una pretendida libertad de las mujeres para hacer lo que les plazca con su cuerpo.

Una libertad individual que quiere situarse por encima del bien común, una libertad individual que decide lo que hace con una tercera persona, el bebé. Que la parte de la derecha más aferrada al neoliberalismo que a Dios se muestre a favor no es ninguna sorpresa.

Que sectores de la izquierda también sean partidarios ha sido más difícil de digerir. Pero como grafitearon por toda Bolivia las Mujeres Creando: “lo más parecido a un machista de derechas es un machista de izquierdas”. No obstante, lo realmente devastador ha sido encontrarse con compañeras feministas posicionándose a favor de regular que los cuerpos de las mujeres y de las niñas y niños nacidos salgan al mercado.

Libertad individual; desigualdad social y de género.
Libertad no era esto, hermanas. Libertad era disfrutar de nuestra sexualidad, perseguir nuestros sueños, gozar de la vida, mandar a la mierda los cánones de belleza, relacionarnos entre nosotras con sororidad, celebrar la diversidad, avanzar sin obstáculos, poder caminar en la noche oscura, ni sumisas, ni devotas…

En este infame patriarcado parece que no nos queda otra que ser una más en “la larga estirpe de vendidas” de la que hablaba Cherríe Moraga, mujeres que traicionan a mujeres en pos de ese individualismo que olvida que todo lo bueno que hay en nuestras vidas se lo debemos a las que lucharon por todas. Desde una posición feminista y anticapitalista, es imposible tolerar la regulación de la explotación reproductiva, que coloca a las mujeres con menos recursos en una situación de precariedad anímica y física mientras que las (blancas) más privilegiadas pueden dedicarse a trabajos más satisfactorios.

Es del todo imposible el altruismo en un sistema social, económico y político como el nuestro, caracterizado por un desequilibrio de poder en el que la venta de la capacidad sexual o reproductiva puede ser cuestión de supervivencia para muchas mujeres. Un feminismo coherente debe ser impugnador de un sistema capitalista que potencia las libertades individuales antes que las colectivas, que pone precio a la vida y que siempre encuentra nuevas formas de beneficiarse de la desigualdad.

Fuente:
 http://www.tribunafeminista.org/2017/02/explotacion-reproductiva/

sábado, 1 de agosto de 2015

Beato Romero, el día que la Iglesia reconoció al santo de los salvadoreños

Y vio la Iglesia que era bueno.
Un día reconoció a Óscar Romero.

"San Romero de América", santo para el pueblo católico de El Salvador desde el momento en que el arzobispo de la capital fue asesinado mientras daba misa 35 años atrás, es desde este sábado beato.

En una ceremonia en la capital del país de poco más de dos horas y media de duración, el cardenal Angelo Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, dijo la palabra tan esperada. "Beato".

Al leer una carta del papa Francisco, aseguró: "En virtud de nuestra autoridad apostólica facultamos para que el venerado siervo de Dios, Oscar Arnulfo Romero Galdámez, obispo, mártir, pastor según el corazón de Cristo, evangelizador y padre de los pobres, testigo heroico de los reinos de Dios, reino de justicia fraternidad y paz, en adelante se le llame beato".

Era lo que los cientos de miles de fieles presentes en la Plaza Salvador del Mundo habían venido a escuchar.

Por la canonización. Beatificación de Óscar Romero
La ceremonia se extendió por poco más de horas y media.
Pero los católicos salvadoreños no se conforman.
Casi en un acto de gula santoral, aseguran que ahora van por más.

"Ahora a orar por la canonización. Que el Papa lo haga santo oficialmente en el Vaticano. En mi corazón monseñor Romero ya lo es", le dice Lilián a BBC Mundo.
"Tus paisanos esperamos tu pronta canonización", se lee en las camisetas que llevan un grupo de jóvenes de Ciudad Barrios, lugar de nacimiento de Romero.

Uno de ellos, Erbert Cruz, de 19 años, asegura que "tiene que ser reconocido como santo porque luchó por la justicia en El Salvador y por los oprimidos, por ellos luchó Romero".

Romero alcanzó el arzobispado en San Salvador en un momento ríspido de la historia del país, que se agravaría con su muerte. Beatificación de Óscar Romero

Romero alcanzó el arzobispado en San Salvador en un momento ríspido de la historia del país, que se agravaría con su muerte. La guerra civil que se inició poco después de su asesinato a manos de la extrema derecha, y culminó en 1992, dejó unos 70.000 muertos.

Es la cantidad de víctimas en crímenes que ha sufrido El Salvador desde entonces, un país que se consume por la violencia de las pandillas.

Un tema presente en la ceremonia, en menciones y en omisiones. Por respeto a Romero, las maras prometieron evitar actos violentos durante el fin de semana.

Día de ceremonia
Fue un día en el que dos palabras se repitieron sin césar: Romero y agua.
Si algo no tuvo piedad este sábado, fue el sol; inclemente, abrasó pieles. La brisa, ocasional, se prestaba a la plegaria. Pero el cielo también regaló el momento perfecto: un arcoiris que formó un halo sobre una imagen gigantesca de Romero colocada sobre el lateral de un edificio.

Beatificación de Óscar Romero
A la celebración asistieron los presidentes Rafael Correa, de Ecuador, y Juan Carlos Varela, de Panamá.
Ni los previsores que llegaron con paraguas se salvaron.
"El que no baja la sombrilla no es católico", gritó una mujer tres o cuatro veces.
Si el sol golpeó durante la mañana, fue la lluvia la que puso a prueba a los fieles durante la noche.
Pisando los 60 años, a Doris Villalba y a su amiga no les importó llegar a las seis de la tarde del viernes y pasar la noche a la intemperie.
Dieciséis horas de espera. Cantando alabanzas, rezando, en vigilia, celebrando.
"Esto se vive una vez en la vida, era grato para nosotros vivir con los demás hermanos este momento. Es importante estar acá porque Romero dio la vida por el pueblo oprimido", asegura.

"Me gustaría", añade, "que fuera canonizado para que sea reconocido en el mundo entero".

Doris es una de las tantas personas que lleva la indumentaria (casi) oficial de la beatificación: una camiseta con la cara del ahora beato.

El rol de Francisco
El papa Francisco logró estar presente sin dejar el Vaticano.
"Gracias papa Francisco", decía el cartel que Julio y César Segura, padre e hijo, sostenían durante la ceremonia.
Un día antes compraron un par de camisetas para venir a juego con una frase que Romero dijo en 1977: "Hay que obedecer la ley de Dios aún cuando suponga el riesgo de morir".

Beatificación de Óscar Romero
La ropa ensangrentada de Romero fue enseñada durante la ceremonia.
César, de 20 años, destaca la "iniciativa" del primer Papa latinoamericano, el argentino Jorge Mario Bergoglio.
"Hemos estado esperando 35 años por esto. Sabíamos por ahí que había algunos cardenales latinoamericanos que se oponían (a la beatificación)", le dice a BBC Mundo.

"Pero hoy gracias a Dios, gracias al papa Francisco, que conoce muy bien la historia latinoamericana, cómo se vive la fe aquí en El Salvador, se beatifica a monseñor".

Los sectores más conservadores dentro del Vaticano habían tenido éxito en ir bloqueando el proceso.
Fue en febrero pasado, tras la decisión de Francisco de declararlo "mártir", de haber sido asesinado "en odio a la fe", que se abrió la puerta a que fuera beatificado sin que se compruebe que haya realizado un milagro.

Muchos salvadoreños piden que Beato Romero ahora sea canonizado.

A la distancia, dijo Francisco en un momento de la ceremonia del sábado: "La voz del nuevo beato sigue resonando hoy". La gente asintió.

El mensaje de Romero "está vivo", le dice a BBC Mundo Israel Sánchez, "porque hay necesidad de sus "homilías de amor al prójimo".

"Su lema, estar siempre con los pobres. Romero encontró a Dios en los pobres, ahí se manifestó Dios", agrega.
El "santo" Romero es ahora beato.
Un momento trascendente para el catolicismo latinoamericano. Una ceremonia de beatificación y, para muchos también, una instancia de reivindicación.

BBC

viernes, 16 de agosto de 2013

Rosalía Mera, la mujer más rica de España, fallece a los 69 años.


Ya le dedicamos una página en este blog, pues a pesar de ser millonaria y de las grandes, siempre mostró un lado progresista, un espíritu libre, crítico y social. Si todos los millonarios fuesen como ella, el mundo sería otro muy diferente. Sí, ya sé que tendría contradicciones, pero, ojalá todos los millonarios se comportasen como ella y mostrasen esas mismas contradicciones. Sería un paso adelante que significaría un cambio radical en este mundo hacia la solidaridad...

Si de verdad su familia quieren honrar su memoria, tendrán que mostrar muchos actos de solidaridad en su honor, es lo que ella deseaba de corazón, de verdad, lo que practicó en vida.

Ella fue una privilegiada, algo de excepcional tendría; capacidad, ingenio, visión, habilidad, inteligencia, suerte, ... Que la llevó a subir, desde el lugar más humilde de costurera, al nivel más elevado de la pirámide social,  pero se dio el extraordinario y especial privilegio único, de no olvidar nunca su origen ni a "los suyos" y de aprovechar cualquier ocasión para ponerse del lado del pueblo y criticar a los de su clase actual, en todo lo criticable, que es tanto.

En su vida no olvidaba nunca a los suyos,... no dejó de practicar la solidaridad, defender a los humildes, a los marginados, a los pobres, a la justicia, la verdad, el bien... los que la hemos seguido, la queremos y sentimos muy profundamente su perdida. Nos sentimos más solos todos los que luchamos por una sociedad más justa, más humana, con menos mentiras, menos impostores, menos hipocresía, una sociedad mejor,... Con ella y personas como ellas (el soldado que se pone del lado del pueblo, el que denuncia las injusticias, el que aún a pesar de ponerse en peligro defiende la verdad y la justicia aunque para ello se enfrente al poder y al poderoso,...) nos sentíamos mejor, más a gusto,  más arropados, son a los que llamamos "la sal de la Tierra". Estamos seguros que desde donde esté, ella y su Fundación, seguirá luchando por "los suyos". La música de Carlos Nuñez nos ayuda a evocarla; luchadora, enérgica, valiente, emotiva, sencilla, cariñosa, sin duda una gallega excepcional, una persona buena.

...dice de ella El País: "Aunque siempre rehuyó los focos, la figura de Rosalía Mera se había hecho popular y no solo por su gran fortuna. En A Coruña seguía haciendo una vida normal y era fácil encontrársela en el cine, en algún bar popular, celebrando el Carnaval en la calle mezclada con las comparsas o hasta en una manifestación, como las que en 2003 promovió la plataforma Nunca Máis para protestar por la gestión del desastre ecológico que ocasionó el naufragio del petrolero Prestige.

A despecho de lo que suele esperarse de una multimillonaria, Mera se pronunciaba contra la reforma de la ley del aborto que promueve Ruiz-Gallardón, contra los recortes sociales o a favor del movimiento del 15-M. Y desde Paideia se esforzó por desarrollar una amplia labor de apoyo a desfavorecidos y marginados que iba mucho más allá del objetivo para el que fue creada. “Por encima de su enorme trayectoria empresarial, la recordaremos siempre por la extraordinaria labor que hizo en el campo de los servicios sociales”, señaló anoche, en nombre de toda la corporación municipal, el alcalde de A Coruña, Carlos Negreira."
"De familia humilde, la empresaria tuvo que dejar los estudios con 11 años y se hizo adolescente cosiendo para las señoritas coruñesas"

1. Fallece Rosalía Mera, cofundadora de Inditex
  1. 2La mujer que tejió un imperio
  2. 3FotogaleríaRosalía Mera

sábado, 8 de octubre de 2011

El Salvador deniega otras cinco detenciones del "caso Ellacuría"

La Corte Suprema de Justicia de El Salvador, reunida en pleno, decidió el jueves negarse a capturar a otros cinco exmilitares salvadoreños requeridos en España por el asesinato de seis sacerdotes jesuitas ocurrido durante la guerra civil (entre ellos el de Ignacio Ellacuría y otros cuatro religiosos españoles), alegando que la orden de detención registrada en Interpol se refiere únicamente a una solicitud de "localización" y no de detención.
Las órdenes internaciones de arresto fueron cursadas por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, que ha procesado a 20 exmilitares, entre generales, coroneles y soldados, que habrían planificado y asesinado a los seis sacerdotes jesuitas y dos asistentes el 16 de noviembre del año 1989.
El máximo tribunal de justicia de El Salvador sostiene, al igual que en agosto, cuando denegó el arresto de otros nueve exmilitares requeridos por el mismo caso, que la orden de Interpol solo contempla la localización de los acusados y no su detención con fines de extradición. "Lo que teníamos era extractos de notificaciones de difusión roja decretadas contra estas personas por Interpol, pero no trae las solicitudes de detención con fines de extradición", dijo el magistrado de la Corte Ulises del Dios Guzmán.
Los cinco reclamados en esta última oportunidad son los coroneles en retiro Guillermo Benavides Moreno, Joaquín Arnoldo Cerna Flores, Héctor Ulises Cuenca Ocampo, Carlos Mauricio Guzmán y Óscar Alberto León, todos acusados de asesinato, terrorismo y crímenes de lesa humanidad. El 25 de agosto pasado, la misma corte en pleno decidió no ordenar la captura de un grupo de nueve militares que estaban encabezados por el exministro y el exviceministro de la Defensa Nacional, generales en retiro, Humberto Larios y Orlando Zepeda, así como el exjefe de la Fuerza Aérea, general Juan Rafael Bustillo, entre otros.
El Instituto de Derechos Humanos de la Universidad Centroamericana (Idhuca), que pertenece al centro educativo donde fueron masacrados Ellacuría y sus compañeros, asegura a través de su director, Benjamín Cuéllar, que en El Salvador prevalece la impunidad y el Estado salvadoreño no tiene ninguna voluntad de hacer justicia.
Los jesuitas fueron asesinados el 16 de noviembre de 1989 por un comando especial de contrainsurgencia Atlacatl, entrenado en bases estadounidenses para el combate de la guerrilla izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN). El Gobierno de entonces, encabezado por Alfredo Cristiani, acusó a Ellacuría y sus compañeros de ser miembros del movimiento insurgente. El País, JUAN JOSÉ DALTON - San Salvador - 08/10/2011

sábado, 25 de junio de 2011

Ignasi Salvat i Ferrer, jesuita defensor de la justicia social

Impulsó una actitud de apertura y diálogo y dirigió su orden en Cataluña
Entre las catarsis producidas en la Iglesia católica por el concilio Vaticano II (Roma, 1962-1965), la de los jesuitas ocupa un lugar destacado, con el prepósito general Pedro Arrupe a la cabeza. A punto estuvieron de pagarlo caro cuando Juan Pablo II y su teólogo de cabecera, el cardenal Joseph Ratzinger (hoy Benedicto XVI) pusieron freno a las reformas. La primera víctima fue el propio Arrupe, obligado a renunciar al cargo por el papa polaco. Pese a todo, los jesuitas, en su mayoría, continuaron el camino marcado por el mítico prepósito vasco. Ignasi Salvat i Ferrer, que falleció ayer en Barcelona a los 80 años, fue uno de esos pioneros.
Profesor de Moral y Derecho Canónico y miembro del Tribunal Eclesiástico, Salvat fue provincial de los jesuitas de Cataluña y presidente de la Conferencia de provinciales de Europa. Pero será recordado, sobre todo, como el fundador del centro de estudios Cristianismo y Justicia. También fue vicepresidente de la fundación ESADE, miembro del Instituto Borja de Bioética y de la Universidad Internacional por la Paz. Leer más.

jueves, 10 de septiembre de 2009

En recuerdo de Joaquín Ruíz Jiménez

El adiós al profesor Ruíz Jiménez.
A la puerta de la iglesia de los Carmelitas, la Fundación Amigos de José María de Llanos reparte una foto de don Joaquín Ruiz-Giménez, que confirma lo que escribió Lorenzo Gomis sobre él (“Cuando habla, sonríe, y cuando sonríe, habla”), con una frase que el político dijo del jesuita: “Fue la fidelidad hecha hombre”. Palabras que sirven también para definir al primer Defensor del Pueblo de la España constitucional, que acaba de morir.
La iglesia está desbordada por los familiares, los discípulos y los admiradores de Ruiz-Gimenez, que somos legión. La misa, concelebrada por el Nuncio en Londres, Florentino Saínz, y una decena de sacerdotes, transcurre en un ambiente de fervor. Ser grande es eso: que te quiera tanta gente. (Miguel Ángel Gozalo)

El pasado 27 de agosto nos dejó para siempre un gran amigo, un gran humanista, el profesor Joaquín Ruiz-Giménez, como a él le gustaba que le llamásemos. No le decimos adiós, porque los innumerables testimonios recibidos desde todas partes del mundo, unidos a nuestro sentimiento, aseguran que su fuerte personalidad, forjada de profundas convicciones y diálogos, de tolerancia y respeto, permanece. Las acciones que compusieron la excepcional andadura de don Joaquín fueron inherentes a su forma de ser, formaban parte de su pensamiento más profundo, de su espíritu guiado siempre por hacer lo correcto y lo necesario.
Sus 12 años de presidencia de Unicef-Comité Español respondieron, sin duda, a su vocación por el Derecho con mayúsculas: el derecho para la libertad, el derecho para la justicia y la solidaridad, para la plenitud de la dignidad del ser humano.
Los principios de las Naciones Unidas estaban en su pensamiento, en su corazón y en su trayectoria mucho antes de asumir su compromiso de servicio a Unicef. Él soñaba y luchó por un orden internacional justo, y así lo reflejó en su afán por paliar las insuficiencias de las normas jurídicas que deben proteger los derechos humanos. Reiteró en numerosos foros la urgencia de constituir efectivamente un Tribunal Penal Internacional. Se adelantó a lo que después sería el impacto de la globalización y la interdependencia, especialmente en los más débiles y desfavorecidos. (CONSUELO CRESPO BOFILL 05/09/2009)

A la muerte del Profesor Ruíz Jiménez se ha publicado mucho y podemos leerlo gracias a las nuevas tecnologías. A propósito, quisiera contar una anécdota sobre él y su partido ID (Izquierda Democrática). Vivía por aquel entonces en Almendralejo, era el año 1977, se iban a celebrar las primeras elecciones democráticas y se presentó a vernos (a Alberto Asuar y a mi) una persona que dijo venir de Madrid y ser representante de ID. Pretendía que organizáramos el partido en la localidad. Le dijimos que lo sentíamos y aunque nos hubiese agradado serle útil al profesor, ya estábamos participando en otro partido de izquierda. Lo acerqué con mi coche a Villafranca a casa de un sacerdote conocido, que era una persona dialogante y progresista. Más tarde le pregunté por el resultado y parece que no encontraron a nadie que quisiese formalizar el partido en la zona. Los que nos considerábamos de izquierda ya estábamos en partidos y los demócratas cristianos estaban encuadrados en la derecha en AP. Así que vimos que su empresa difícilmente progresaría, lo que confirmó el resultado de las elecciones al no obtener ningún escaño, lo cual lamentamos muchos por el bien que hubiese hecho al país un partido que agrupase a personas con los principios, las ideas, la fe religiosa, valores y actitudes, siempre dispuesto al dialogo, del profesor Dr. Don Joaquín Ruíz Jiménez.
Creo recordar que el enviado de Madrid se llamaba Manzanares de apellido, han pasado muchos años (32 exactamente) y es posible que mi memoria cometa errores, dijo proceder de una familia de Badajoz y era estudiante en Madrid, donde había conocido al profesor.
Leer un artículo, del año 1973 en Cuadernos para el Diálogo, sobre la educación en España, que sigue teniendo actualidad.

viernes, 28 de agosto de 2009

Ted Kennedy ha muerto a los 77 años. Con él se va una estirpe.



Historia, idealismo, carisma, tragedia y leyenda se funden en un solo apellido: Kennedy. El cierre simbólico de una era llegaba este miércoles con la muerte del senador Edward Ted Kennedy, el último patriarca de una dinastía sin la que es imposible entender los principales avatares del último medio siglo estadounidense. El león liberal del Senado, el titán de la política demócrata que convirtió la lucha por causas casi imposibles en su país (la educación o la salud) en pequeñas y grandes victorias con las que se ganaría la admiración y respeto de ciudadanos y estadistas, fallecía en esta madrugada en su residencia de Hyannis Port (Massachusetts) a los 77 años.

Su partida fue llorada desde todos los rincones del planeta, empezando por Estados Unidos, donde el presidente Barack Obama, para el que su apoyo incondicional marcó el despegue hacia la Casa Blanca, lamentó su perdida con estas palabras: "Un capítulo importante de nuestra historia termina hoy. Nuestro país ha perdido un gran líder, el hombre que recogió la antorcha de sus hermanos caídos y que llegó a convertirse en el senador más grande de nuestro tiempo. Para su familia, fue un guardián, para Estados Unidos, un defensor de sus sueños".

Sin embargo, al contrario que sus hermanos, el presidente John Fitzgerald Kennedy, y el senador Robert Kennedy , asesinados en la década de los sesenta, Teddy, como le conocían sus amigos, comprendió que su vida "no es llegar a la Presidencia sino el servicio público". Así lo expresó en 1985, cuando decidió seguir buscando la reelección como senador por Massachusetts, sillón que ocupó desde 1962, y renunciar definitivamente a las aspiraciones presidenciales para las que su padre, Joseph P. Kennedy, había educado a sus cuatro hijos varones. Probablemente fue la decisión más sabia de su carrera. (Basado en la crónica de BÁRBARA CELIS | Nueva York 26/08/2009, para El País)
(Continuar leyendo)
(En L.A. Time)
(En NYT)
(En Le Monde)

(Parte del discurso de J. F. Kennedy, asesinado en Dallas en 1963, ante la Asociación de la prensa Americana, la afirmación contundente de la carátula del video no está demostrada, su asesinato fue evidente pero quienes fueron los asesinos sigue siendo un misterio. Lo más tremendo es que también asesinaron a su hermano Robert)