Mostrando entradas con la etiqueta aguacate. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta aguacate. Mostrar todas las entradas

jueves, 3 de mayo de 2018

_- 6 alimentos que debes comer para bajar tu porcentaje de grasa.

_- ¿Entrenas mucho y aun así no consigues perder grasa? Es obvio que algo no estás haciendo bien, y claramente hablamos del campo de la nutrición. Muchas personas no gastan un dinero (que estaría bien invertido) en un nutricionista que nos asesore y nos ayude a perder esos kilos de más, pero desde Deporte y Vida podemos ayudarte a seleccionar algunos alimentos que sí te van a ayudar a bajar tu porcentaje de grasa corporal si sigues una alimentación correcta.


Nueces: además de contener triptófano y melatonina y por ello pueden ayudarnos a regular nuestros ritmos circadianos y obtener un mejor descanso, pueden ayudar en una dieta cuyo objetivo sea la pérdida de peso. Un estudio que habla de las bondades de un puñado de nueces para dietas cuyo objetivo sea bajar esos kilos de más, aunque contengan una gran cantidad de calorías.

Huevos: uno de los alimentos más injustamente infravalorados a lo largo de finales del S. XX y principios del S. XXI. Los huevos contienen antioxidantes, protegen contra las cataratas, son fuente de proteínas, se absorben al 100 %, tienen además ácidos grasos omega-3 y de vitaminas A y E. En un artículo los investigadores han conseguido identificar una proteína (IgY anti-lipasa) en la yema de huevo de gallina, con propiedades sobre la pérdida de peso.

Brócoli: rico en vitaminas A y C, que ayudan a estimular el sistema inmunológico y reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y cataratas. Puedes probar este tipo de vegetal en muchos y diversos platos. ¿Por qué crees que los culturistas profesionales comen tanto brócoli? Es una verdura que, además de ser altamente rica en nutrientes, posee grandes beneficios en una dieta orientada a la pérdida de grasa.

Setas: Con niveles impresionantes de antioxidantes, pueden aumentar la producción de ciertas células y apoyar el sistema inmunológico. Además, son antiinflamatorios, desintoxicantes y ricos en fibra, lo que ayudará a calmar el sistema digestivo. Destacan por su riqueza en proteínas de alto valor biológico, y porque poseen una importante proporción de sales minerales. Ideal para combinar con distintos platos y bajar nuestro porcentaje de grasa corporal.

Crema de cacahuete: Al ser crema proveniente de cacahuetes, es lógico que sea bastante calórica, pero en su defensa debemos decir que sacia mucho el apetito y nos puede ayudar a perder peso. De hecho, un estudio publicado en Journal of Nutrition relaciona su ingesta con menor índice de masa corporal en adultos. Debemos consumir más frutos secos en general, y aunque parezca mentira, la crema de cacahuete que no contenga demasiados añadidos como aceite de palma, es bastante saludable.

Aguacate: Un estudio publicado en 2013 en el que se investigó a participantes que comieron medio aguacate en su dieta asegura que los aguacates son un fantástico alimento para el control del peso. Los investigadores detectaron que su ingesta aumentaba la satisfacción y la saciedad. Además, el balance calórico final no se veía afectado negativamente. Es magnífico no solo para el control del peso, sino para incluirlo en nuestra dieta si el objetivo es reducir los michelines.

https://as.com/deporteyvida/2018/03/16/portada/1521193091_557849.html?id_externo_promo=ep-ob&prm=ep-ob&ncid=ep-ob

viernes, 16 de julio de 2010

Guacamoles y Aguacates.

Receta para hacer el Guacamole
1 / 2 cebolla roja pequeña, picada (opcional)
3 aguacates maduros
1 tomate maduro mediano, picado
Jugo de 1 a 2 limas, al gusto
1 diente de ajo pequeño, picado
1 / 4 cucharadita de semillas de comino tostado ligeramente
1 Chile serrano pequeño, sin semillas y picado (opcional)
Sal, sal kosher, preferentemente, al gusto

1. Si incluyes en tu guacamole cebolla, coloque la cebolla en un tazón pequeño y cubra con agua fría. Remoje y drenaje durante cinco minutos, luego, enjuague y seque con toallas de papel.
2. Corta los aguacates por la mitad, eliminando las semillas y se saca la carne con una cucharilla. Maje en un mortero o aplaste con un tenedor. No utilice un procesador de alimentos. Añadir los tomates picados y jugo de lima o limón, y continuar hasta hacer puré. Añada la cebolla, el ajo, el comino, Chile (guindilla) y sal al gusto. Pruebe y ajuste los condimentos. Si no se usa de inmediato, cubrir con plástico, colocándola directamente en el frigorífico. Agitar antes de servir para restaurar el color verde.
Nota.
Las grasas de los aguacates, como los de las aceitunas y las nueces, son en su mayor parte sana, pues son grasas monoinsaturadas - particularmente el ácido oleico, la grasa principal en el aceite de oliva. "Mantequilla del pobre", era utilizado para hablar de los aguacates cuando mi padre era un niño. Ahora sería más correctamente decir de "hombre rico".
Además, de su alto contenido en ácido oleico, los aguacates son una buena fuente de fibra dietética, vitamina K, vitamina C y vitamina B6, así como el ácido fólico, cobre y potasio (la mitad de un aguacate mediano tiene más potasio que un plátano). Los estudios han sugerido que las grasas de los aguacates pueden acelerar la absorción de carotenoides en otras hortalizas, otra buena razón para incluirlas en ensaladas y salsas.